EDUARD SITJAS BONET

Luthier

Nací en 1985 en Palafrugell, en una familia de sastres que se remonta a 1898. En el vinilo del obrador de mi abuelo siempre sonaba música clásica, y mi padre me contagió la pasión por la música y el gusto por la calidad sonora. Recuerdo, desde pequeño, como el ‘Concierto para violín en Re M de Beethoven’ acompañaba mis juegos y los pequeños trabajos en la sastrería y en la tornería de madera de mi tío.

 

Un viaje a Barcelona en 1997 marcó un punto de inflexión en mi vida. De la mano de mi padre, y como alumno de violín, cruzé la puerta de la primera tienda-taller de Xavier Vidal para comprar un violín.

 

El ambiente artesano de aquel establecimiento, un oasis en la calle Elisabets, me cautivó.

En 2004, justo después de acabar los estudios de bachillerato, y con la ya firme voluntad de ser luthier, empecé a trabajar como ayudante justamente en este taller donde había descubierto mi vocación.

 

Allí, bajo el maestrazgo de Eduardo Bosque, aprendí a hacer montajes de calidad a los violines que acababan de ser restaurados y a descubrir mi idea acerca del sonido, antes de entrar en el mundo de la talla de tapas harmónicas, fondos y volutas.

En 2006 viajé a Inglaterra para estudiar en la prestigiosa Newark School of Violin Making, donde me gradué en 2009 con diploma de mérito en el examen final.

 

Poco después, trabajé en el taller del luthier Serge Boyer en París, y posteriormente en el famoso taller londinense de Florian Leonhard, centro de referencia mundial.

En 2010 volví a Girona para abrir un taller compartido con Alexis de Pauw, hasta que en 2012 me establecí en un taller propio, donde construyo y restauro violines, violas y violoncelos, y además colaboro con amigos luthiers como David Bagué y Jose Catoira.

 

También he hecho diversas estadas de trabajo en Cremona para trabajar con el experto Mathijs A. Heyligers para profundizar en la construcción de instrumentos barrocos y en la restauración de piezas históricas.

 

Me he centrado en la vertiente constructiva de la interpretación envejecida de obras de los grandes maestros de los siglos XVII y XVIII, sin duda un aspecto muy apreciado por los músicos profesionales.

Además soy experto en el ajustado y el montaje de instrumentos de arco, tan contemporáneos como barrocos, hecho que considero muy importante para mejorar el confort del intérprete y optimizar su rendimiento acústico.

 

Desde mi taller de Girona, en las casas del río Onyar, he procurado especializarme en el ámbito de la luthería de la música antigua, tanto en la construcción y el montaje como en la restauración y reconversión de instrumentos a su condición original.

 

Miembro del GLAE.